El pabellón de Ciudad del Este tiene una superficie construida de 1.300 metros cuadrados que albergará 48 salas de internación equipadas con camas de base metálica. Cuenta con área de admisión de pacientes, reanimación, sala de estar para plantel médico con sus respectivos baños, sala de procedimientos, depósito y oficina.


Las labores requirieron de una inversión de G. 5.208.650.207.

Está dotado con un transformador de 500 KVA, generador de 400 KVA, tanque elevado de 40.000 litros para agua corriente sistema de prevención contra incendios (detección electrónica y sistema de combate hidráulico).

En cuanto a equipos, cuenta con un sistema acondicionado de aire rooftop de 576 mil BTU con filtros hepa y sistema de presión negativa, con ductos de insuflación y retornos, más rejilla de salida con damper de regulación.

Su tanque de oxígeno es de 3.000 L, con red de distribución. A esto se suma un panel de alarma y mini consolas para tomas de oxígeno y vacío en salas de internación con 7 tanques menores de reserva, Central de vacío (bomba de vacío dúplex de 2×5 HP) con válvulas de regulación, circuito y toma en mini consola en salas de internación.

Hay que mencionar que de los seis pabellones previstos ya concluyeron las tareas en el Hospital General Pediátrico “Niños de Acosta Ñu” de San Lorenzo, (Central), en el Hospital Distrital de Lambaré (Central), en el Hospital Distrital de Limpio (Central) y en el Hospital Regional de Pedro Juan Caballero (Amambay).

A su vez, se encuentra en etapa final el pabellón que se construye en el Hospital Distrital de San Ignacio (Misiones).

Con estas nuevas infraestructuras sanitarias que incluyen las inauguradas en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente Juan Max Boettner (INERAM) y en el Hospital Nacional de Itauguá (Central), donde ahora se construirá un segundo pabellón, el sistema de salud pública se refuerza con un importante número de camas para recibir a los pacientes con Covid-19 que necesitan de cuidados especiales.

Compartí: