Fiscalizadores del Ministerio del Ambiente, se constituyeron en la fecha hasta la planta de tratamiento propiedad de la Municipalidad de Limpio, en el lugar se pudo constatar el vertido de efluentes cloacales sin tratamiento previo, al cauce del Arroyo Damián. Según manifestaron los responsables, esto sucede cada vez que la planta de tratamiento excede su capacidad de recepción. En el momento de la intervención no contaban con la Declaración de Impacto Ambiental.


Según el acta remitido por los fiscalizadores, en el momento de la intervención la planta no se encontraba en funcionamiento, debido a que las bombas se encontraban en reparación, no obstante se pudo constatar que la misma seguía recepcionando los efluentes.

Cabe destacar que el Arroyo Damián es afluente del arroyo Itay, que a su vez desemboca en el riacho San Francisco y finalmente al cauce del río Paraguay. El procedimiento fue acompañado por el Director de Ambiente de la Municipalidad de Limpio.

Todo lo actuado será elevado a la Dirección de Asesoría Jurídica para la investigación correspondiente, en el marco de la Ley N° 294/93 “De Evaluación de Impacto Ambiental” y la N° 3239/07 “De los Recursos Hídricos de la República del Paraguay”.

Fuente: MADES

Compartí: