Estados Unidos rompió récords en volumen de votos por anticipado a menos de dos semanas para las elecciones presidenciales, con más de 35 millones de sufragios ya emitidos, aunque en algunos estados crece la preocupación sobre posibles problemas en el trámite de las boletas por correo.


Trece días antes de la fecha oficial para que el pueblo estadounidense elija entre el actual presidente, Donald Trump, y el candidato demócrata, Joe Biden, ya se ha alcanzado el 70% del volumen total de votos por anticipado que se emitieron en las elecciones de 2016, según un análisis publicado este martes por el diario The Washington Post.

Más de 35 millones de estadounidenses han emitido su voto con antelación a los comicios del 3 de noviembre, de acuerdo a datos actualizados este martes por la organización Proyecto Electoral en Estados Unidos (USEP, por sus siglas en inglés), mientras que en las mismas fechas hace cuatro años habían votado menos de 6 millones.

Un cuarto de los votantes de 2016

Las votos emitidos hasta ahora por adelantado suponen, además, el 25% de los 136 millones de votos que se contaron en total en las elecciones de 2016, cuando Trump se impuso a la demócrata Hillary Clinton.

Los datos dieron esperanzas a los demócratas, porque los votantes registrados como fieles a ese partido están votando mucho más que los republicanos en aquellos estados que proporcionan información sobre las preferencias políticas de sus votantes, como Florida, Carolina del Norte o Pensilvania.

Además, muchos de los que han votado por adelantado son mujeres y afroamericanos, dos grupos que tienden a elegir más a los demócratas, de acuerdo a datos estatales revisados por The Washington Post.

Sin embargo, la campaña de Trump asegura que sus seguidores prefieren votar el día de las elecciones, y aquellos que se identifican como republicanos suelen afirmar en las encuestas que planean ejercer su derecho en persona, y no por correo.

En efecto, aunque el 53% de quienes han votado por anticipado en una veintena de estados del país son demócratas y solo el 25% son republicanos, la diferencia se estrecha al fijarse solo en los que han ejercido ese derecho en persona: el 43% son progresistas y el 36% conservadores, según USEP.

La complejidad del voto por correo

Las posibilidades de votar por correo se han ampliado este año debido a la pandemia, y doce estados decidieron enviar solicitudes de voto postal a los hogares de todos los ciudadanos registrados, entre ellos territorios clave como Arizona y Ohio, mientras que en otros diez se optó por mandar directamente las boletas.

Sin embargo, en algunos estados, como los cruciales de Pensilvania y Michigan, está prohibido empezar a procesar los votos emitidos por adelantado hasta el propio día de las elecciones, lo que apunta a un probable largo retraso en el recuento de esas boletas que, en su mayoría, se espera que sean para Biden.

Fuente: Infobae

Compartí: