Las autoridades regionales de España, que tienen las competencias en materia de salud, acentuaron en las últimas horas la presión sobre el Gobierno para que les otorgue el derecho a imponer mayores restricciones ante el rebrote de contagios y unos días después de que el país superara el millón de casos de coronavirus.


Concretamente, exigen al presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, que declare el estado de alarma a nivel nacional, lo que permitiría a las comunidades imponer toques de queda, como los que ya se aplican en varios países europeos.

Hasta ahora, nueve de las 17 comunidades autónomas españolas pidieron formalmente esta medida y el Ejecutivo anticipó que podría tomar una decisión durante una reunión extraordinaria prevista para mañana.

El Ejecutivo puede imponer el estado de alarma durante quince días, pero necesita la aprobación del Parlamento para extender este periodo, indicó la agencia de noticias AFP.

El Gobierno central no se opone a un toque de queda, pero estima que este régimen de excepción necesita, desde el punto de vista legal, la proclamación previa del estado de alarma y pide para ello el acuerdo de todas las regiones.

En Madrid, hoy finaliza el estado de alarma que el Gobierno central decretó hace dos semanas para permitir su cierre perimetral.

Tras esta medida entrarán en vigor nuevas restricciones decididas por las autoridades madrileñas: se prohibirán todas las reuniones, públicas o privadas, entre personas no convivientes entre medianoche y las seis de la mañana.

Los bares y restaurantes deberán cerrar a medianoche y su capacidad máxima quedará restringida al 50% de la actual.

Por su parte, el presidente de Castilla y León (norte del país) no esperó a Pedro Sánchez para anunciar que impondrá un toque de queda a sus habitantes entre las 22 y las 6 a partir de este fin de semana.

La región de Valencia y la ciudad de Granada en Andalucía indicaron que harán lo mismo.

España, uno de los países más golpeados por la pandemia con cerca de 35.000 muertos, superó el miércoles oficialmente el millón de casos de coronavirus.

El presidente español afirmó ayer que el «número real» de personas contagiadas desde el inicio de la pandemia «supera los tres millones». Télam.

Compartí: