Los avances dependen del cumplimiento de las medidas de prevención por parte de la ciudadanía, tales como el lavado de manos, uso de mascarilla y distanciamiento físico.


Actualmente Paraguay se encuentra en una meseta con un índice de descenso, lo que sitúa a nuestro país en una situación muy favorable, según explicaciones que brindó el ministro de Salud, Dr. Julio Mazzoleni. Sin embargo, la relajación de algunos sectores podría resultar imprudente para seguir avanzando.

“Para que los números sigan bajando, es necesario que todas las medidas se sigan cumpliendo como el lavado de manos, uso de mascarilla y distanciamiento físico, pero hay una cierta relajación que nos preocupa, no obstante, la ventaja que tenemos en verano es que todas las actividades son al aire libre”, explicó el ministro de Salud.

En cuanto al foco principal de casos, señaló que “Sin dudas Central sigue siendo el epicentro”, al mismo tiempo de expresar su preocupación por Itapúa, donde se registra un aumento de casos. “Ahora los números absolutos son relativamente bajos, pero están en crecimiento, además de tener un aumento en los servicios de UTI, no así en las internaciones normales”, refirió.

Por otro lado, manifestó que una vez que se obtenga la vacuna contra la COVID-19 se dará cobertura a la población más vulnerable. “Mientras se esperará la más recomendable con los mecanismos para su aplicación”, dijo el Dr. Mazzoleni.

 

Fuente: Ministerio de Salud

Compartí: