Así lo expresó el director general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, luego de que la Casa Blanca manifestara que era imposible controlar a la enfermedad y que los esfuerzos debían colocarse en desarrollar la vacuna y los tratamientos.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) llamó este lunes a “no bajar los brazos” en la lucha contra un coronavirus que estrecha cada vez más el cerco en Europa y pone a la economía contra las cuerdas, en respuesta a los dichos recientes del Jefe de Gabinete el presidente estadounidense Donald Trump sobre la imposibilidad de controlar a la enfermedad.

“No podemos bajar los brazos, no podemos bajar los brazos”, machacó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa. “Cuando los dirigentes actúan rápidamente, el virus puede ser frenado”, dijo y advirtió que “es peligroso renunciar a controlar”.

La pandemia deja al menos 1,15 millones de muertos y más de 43 millones de casos en el mundo desde que se detectó en China en diciembre, según un balance de la AFP en base a fuentes oficiales.

Las declaraciones de Ghebreyesus se producen en momentos en que Italia estrena medidas impopulares para enfrentar la segunda ola de contagios, que incluye el cierre de restaurantes y bares desde las 18 horas y el cierre total de teatros, cines y gimnasios durante un mes.

Ello significa un duro golpe para sectores ya muy afectados por el estricto confinamiento de la pasada primavera boreal.

Para sus detractores es una “declaración de fracaso” del gobierno, mientras los científicos se preguntan si bastará para contener al virus.

El primer ministro Giuseppe Conte dijo que las medidas deberían permitir a los italianos estar “más serenos de aquí a Navidad”.

– Situación crítica –

La situación es “crítica” en Francia, dijo Jean-François Delfraissy, presidente del consejo científico que asesora al gobierno de Emmanuel Macron.

“Habíamos previsto que habría esta segunda ola, pero nosotros mismos estamos sorprendidos por (su) brutalidad”, dijo en una entrevista radial, tras registrarse un récord de 52.000 contagios en 24 horas. “Muchos de nuestros conciudadanos aún no han tomado conciencia de lo que nos espera”.

En España, el gobierno decretó el domingo un estado de alarma e impuso un toque de queda nocturno en todo el país a excepción de las islas Canarias.

Las autoridades de Cataluña, en tanto, estudian decretar un confinamiento domiciliario durante los fines de semana para contener la epidemia del coronavirus.

En Estados Unidos, el covid-19 ha entrado de lleno en la campaña electoral y el Jefe de Gabinete del presidente Donald Trump, Mark Meadows, reconoció el domingo que la Casa Blanca no va “a controlar la pandemia”.

“Cuando miramos lo que está pasando sabemos que vamos a vencer al virus. No vamos a controlarlo. Vamos a tratar de contenerlo de la mejor manera en la que podamos”, decía ante una decena de periodistas frente a la Casa Blanca.

Meadows, que ya se había expresado en forma similar, intentó poner su frase en contexto asegurando que se refería que los esfuerzos deben estar puestos “en los tratamientos y en una vacuna”. Además dio esperanzas con respecto a la proximidad con la que se podrá empezar a utilizar la vacuna.

Fuente: Infobae

Compartí: