El dictador venezolano Nicolás Maduro reiteró este miércoles que le parece “una gran idea” la posibilidad de comprarle misiles de largo alcance a Irán. En una rueda de prensa con medios internacionales, Maduro volvió a referirse a la acusación del presidente colombiano Iván Duque, quien aseguró en agosto que una transacción de esa naturaleza ya se había realizado.


“Dije que no era así, pero que Venezuela puede comprar armamento al país que le de la gana. Dije que me parecía una muy buena idea y por qué no. En su momento veremos la oferta iraní«, expresó. Además, describió a la relación entre Venezuela e Irán como una de “hermandad profunda, espiritual, política y cultural, que lleva muchos años”.

La declaración llega dos días después de que el enviado de los Esados Unidos tanto para el país caribeño como la teocracia islámica, Elliott Abrams, advirtiera que la administración de Donald Trump “eliminará” cualquier arma de esta magnitud que pudiera llegar a Venezuela.

En diálogo con Fox News, el funcionario indicó que la administración de Donald Trump “hará todos los esfuerzos” para evitar una situación de esa naturaleza, pero, en el caso de que las armas lleguen al país caribeño “serán eliminadas allí”.

El medio aclaró que si bien no hay indicadores que apunten a una transacción inminente, “Irán ha anunciado su intención de realizar ventas de armas y Venezuela es un objetivo claro dado que estos dos regímenes aislados del mundo ya tienen una relación”.

“Venezuela paga con oro los envíos de gasolina de Irán, y hay presencia iraní en el país. La economía de Venezuela ha colapsado, por lo que cada lingote de oro que va a Irán representa decenas de miles de dólares que el pueblo venezolano necesita para obtener alimentos y medicinas”, agregó Abrams.

En otro pasaje de la locución Maduro se refirió a la salida del líder opositor Leopoldo López del país, quien el sábado abandonó en secreto la residencia del embajador de España en Caracas y, tras cruzar clandestinamente la frontera hacia Colombia, abordó un avión con destino a España, donde se reencontró con su esposa Lilian Tintori y sus hijos.

“Leopoldo López se va a España derrotado por las fuerzas revolucionarias. Está huyendo de una sentencia firme, de un juicio al que él mismo fue y se entregó”, dijo Maduro, en referencia al proceso contra él con base en las protestas en Venezuela de 2014, y que múltiples organismos internacionales condenaron por tener motivaciones políticas.

En tanto, en referencia al presidente español Pedro Sánchez, agregó: “Debes informarte mejor. Siempre cometes errores con Venezuela”.

López, por su parte, dijo el martes desde Madrid que “a nadie le queda duda de que Maduro es un criminal, un asesino, que lidera una estructura que ha saqueado y sigue saqueando las riquezas de los venezolanos”.

Maduro también reiteró su voluntad de llevar a cabo las elecciones parlamentarias el próximo 6 de diciembre, pese a que la vasta mayoría de la comunidad internacional rechazó su legitimidad por falta de garantías.

En referencia a la negativa de la Unión Europea de observar los comicios por ese motivo, dijo que “han confirmado su presencia en venezuela más de 300 observadores internacionales para las elecciones”. “Vienen de Europa, Asia, África, Latinoamérica y hasta Estados Unidos”, dijo, sin especificar a que organizaciones pertenecen.

Fuente: Infobae

Compartí: