Madrid anunció que su máximo representante en Caracas será el encargado de negocios. “Es consecuente con el hecho de que la UE y sus estados miembros no consideran que las elecciones de 2018 fueran justas ni transparentes”.


El gobierno español anunció este jueves que reducirá sus relaciones diplomáticas con Venezuela, consecuencia de la falta de legitimidad del régimen de Nicolás Maduro. En una declaración pública, la Secretaria de Estado de Asuntos Exteriores del país europeo, Cristina Gallach, indicó que la decisión es “consecuente con el hecho de que la Unión Europea y los estados miembros no consideran que las últimas elecciones presidenciales de 2018 fueran justas ni transparentes”.

“La solución de nombrar un encargado de negocios es la misma fórmula adoptada por Italia y los Países Bajos, que han procedido también a renovar las jefaturas de misión en Venezuela”, agregó la funcionaria ante la Comisión de Asuntos Exteriores.

Esta decisión tiene lugar en medio de la tensión diplomática de los últimos días entre ambos países tras la salida de Venezuela del líder opositor Leopoldo López, quien el fin de semana llegó a Madrid, donde se encuentra su familia.

Luego de que se coonociera que el ex preso político del chavismo ya no se encontraba en la embajada española en Caracas, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) de la dictadura de Nicolás Maduro allanó un edificio de viviendas en el que reside personal diplomático y de las fuerzas de seguridad españolas, como represalia por la salida del opositor. Durante el operativo el régimen encarceló a uno de los custodios de López, José Jerjes Neira, y a la mujer que se ocupaba de llevarle alimentos, Nubia Campos.

Estas detenciones fueron repudiadas por el gobierno de Pedro Sánchez, que denunció que el régimen de Maduro violó la Convención de Viena al detener personal de su embajada y registrar sus viviendas. “España condena las detenciones de personal laboral de su embajada así como los registros producidos en domicilios de personal adscrito a la misma actos que suponen un incumplimiento de las obligaciones contenidas en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas”, acusó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

La dictadura chavista, por su parte, acusó a España de violar la Convención de Viena al permitir la salida del país de Leopoldo López. Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), arremetió contra el embajador español Jesús Silva: “Él era un huésped y los huéspedes no huyen. El embajador tiene que haberlo, aunque sea, acompañado hasta la puerta. Debe haberlo apoyado con algo”.

Este miércoles, durante una conferencia de prensa internacional desde Caracas, el dictador Maduro también le reprochó al presidente español el haber recibido al líder opositor. “Pedro Sánchez siempre comete errores con Venezuela (…) Recientemente el embajador Silva viajó a España, negoció el viaje de Leopoldo López con el Gobierno español, regresó a Venezuela y se llevó a Leopoldo López, en base a esta negociación”. Además tildó a Silva de ser “un hombre anti-bolivariano”, “un colonialista típico” que “odia a Venezuela”.

El Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación presentó una protesta formal ante el régimen de Maduro por los “insultos” dirigidos al embajador Silva. “Lo que hizo este Ministerio, hace unos días, cuando empezaron los primeros insultos al embajador, fue una nota verbal bien clara y bien argumentada que está desde hace horas en manos del Gobierno del señor Maduro”, afirmó Gallach.

López fue recibido el martes pasado por Pedro Sánchez en la sede del Partido Socialista (PSOE) en Madrid. “El PSOE desea una vía pacífica” a la crisis en Venezuela, “porque el pueblo venezolano debe sufrir lo mínimo”, indicó el mensaje emitido por el PSOE tras el encuentro.

Cuando le preguntaron por el encuentro con el mandatario español, López dijo que fue “muy positivo”. “Veo en Pedro Sánchez mucha empatía por la causa de la libertad en Venezuela. En él y en su gobierno veo la determinación de acompañar la lucha por elecciones libres en Venezuela. La causa de Venezuela tiene que ir más allá de los partidos políticos, espero poder reunirme con los líderes de otras organizaciones políticas en España y en el mundo”, dijo.

Durante su primer pronunciamiento tras llegar a suelo español, el líder opositor recordó que tanto España como la Unión Europea no reconocerán los resultados de las elecciones parlamentarias convocadas por el chavismo para el próximo 6 de diciembre por falta de garantías.

López fue arrestado en 2014 y sentenciado a 14 años de cárcel, acusado por la justicia chavista de liderar los actos violentos en las marchas antigubernamentales que se llevaron a cabo ese año. Cinco años después, tras un periplo por la prisión de Ramo Verde y el arresto domiciliario, llegó a la residencia del embajador Jesús Silva, donde permaneció en calidad de huésped hasta este sábado.

Fuente: Infobae. 

Compartí: