Hasta hace poco se consideraba que el cáncer de colon era una enfermedad que afectaba a las personas de más de 50 años, y esa era la edad que se recomendaba para comenzar con el control preventivo.


La gente se realizaba una colonoscopía al cumplir 50 y, si los resultados eran normales, podía dejar pasar otros 10 años antes de repetir el estudio. Pero a medida que se multiplicaron casos de personas más jóvenes, surgieron dudas sobre la exactitud de los criterios que empleaban. Sobre todo porque la mayoría de los cánceres tienen mejores pronósticos cuanto antes se los encuentre.

El 27 de octubre, un panel de expertos recomendó formalmente que se cambien esos lineamientos en los Estados Unidos: «Por primera vez, el Grupo Especial sobre Servicios Preventivos (PSTF) recomienda que las pruebas de detección del cáncer de colon comiencen a los 45 años”, anunció un comunicado del grupo independiente de científicos. El control preventivo a los 50 años ya no es una cifra segura.

“Una expectativa de 53.200 muertes este año, la enfermedad es la tercera causa de fallecimientos asociados al cáncer entre hombres y mujeres en los Estados Unidos”, explicó Stat. “Pero con pruebas de detección tempranas, se cuenta entre las formas de cáncer más prevenibles”.

Además de bajar la recomendación oficial de la edad para la colonoscopía y demás exámenes para detectar anormalidades en el intestino grueso, el PSTF subrayó la importancia de insistirle al público en que realice ese estudio: “El cáncer colorrectal es una enfermedad devastadora. A pesar de la gran evidencia de que su detección es efectiva, casi la cuarta parte de la gente entre 50 y 75 años nunca se ha hecho el examen”, señaló el texto.

Alex Krist, profesor de clínica médica y salud poblacional en Virginia Commonwealth University (VCU) y presidente del panel de expertos, subrayó: “La prueba es un servicio preventivo de gran efectividad, que se ha demostrado que salva vidas. Esperamos que esta recomendación de examinar a las personas de 45 a 75 años fomente más exámenes para detectar el cáncer colorrectal y reduzca el riesgo de muerte por esta enfermedad”.

La recomendación queda abierta al comentario público por cuatro semanas; una vez pasado ese plazo sin inconvenientes, pasará a reemplazar la recomendación de los 50 años, que el PSTF realizó en 2016. Eso implicará que la gente de 45 a 49 años puedan sumar a la batería de exámenes anuales de prevención aquellos vinculados al cáncer de colon, y que no deban pagar por ello sino que queden a cargo de las compañías de seguro médico.

Fuente: Infobae

Compartí: