Descargar el Audio

El expresidente de Colombia, Ernesto Samper manifestó que la lucha contra las drogas en América Latina fracasó y aseguró que fue inefectiva. Explicó que se debe plantear la posición alternativa de la descriminalización. “En lugar de perseguir a los eslabones débiles y a los pequeños de la cadena ¿por qué no invertimos la relación? y perseguimos a los duros”, afirmó.


La lucha contra las drogas en América Latina:

«Se esta concentrado en perseguir a los eslabones débiles, de perseguir a los campesinos productores de marihuana en Paraguay, productores de coca en Bolivia, a los consumidores de cannabis medicinal en Chile, a los productores de coca en Colombia o que por alguna u otra razón están en la distribución de las drogas en centroamerica o en el Caribe, entonces en lugar de perseguir a los eslabones débiles y a los pequeños de la cadena ¿por qué no invertimos la relación? y perseguimos a los duros, persigamos a los narcotraficantes y lavadores de dólares», señaló.

«En la  Unasur la posición alternativa que proponíamos era que América Latina pagó los mayores costos de la lucha contra las drogas en los anteriores 30 o 40 años y esa lucha a nivel mundial fue inefectiva porque hoy día hay 300 millones de consumidores de drogas, el dinero que produce la droga tiene un monto superior de lo que produce el petroleo», expresó.

«La guerra contra las drogas como esta planteada y como la vivimos en América Latina fracasó y ¿cual es la alternativa?. Creo que debemos de seguir una política de descriminalización y ¿qué vamos a descriminalizar y cambiar?, a los eslabones débiles de la cadena de las drogas», afirmó.

Sobre vuelta de Evo Morales a Bolivia: 

«Podemos decir sin eufemismo que estamos viviendo un amanecer democrático en América Latina, el regreso de Evo a Bolivia es muy importante. El error fue cuando denunciaron un supuesto fraude pero eso no fue así, el que ganó fue el compañero Morales en las elecciones de Bolivia».

Alusión a la situación de Chile: 

«Se terminó de caer la vitrina allí, porque cuando Pinochet se fue hábilmente dejó esa Constitución. Se veían muchos fantasmas dictatoriales y esperemos que se eliminen con la nueva Constitución».

Samper ocupó diversos cargos en su trayectoria como político desde concejal por Bogotá, diputado por Cundinamarca, embajador de Colombia en España, Ministro de Desarrollo hasta presidente de la República de Colombia entre el 7 de agosto de 1994 y el 7 de agosto de 1998. En el 2014 fue electo como secretario general de la UNASUR.

Compartí: