Los expertos en neurociencias Facundo Manes y Renato Oliveira e Souza disertaron en el primer Simposio virtual de Neurociencias de Ineco y el BID. Las herramientas y consejos para superar la angustia y la incertidumbre que el COVID-19 expuso masivamente en los últimos meses


Si hay algo certero sobre esta pandemia por COVID-19 que abarca a casi 200 países en los últimos 11 meses, además de los 45 millones de infectados y más de 1,1 millón de muertos, son los problemas en la salud mental.

Numerosos estudios científicos nacionales, regionales e internacionales realizados en los últimos meses remarcan esta situación para millones de personas que han debido sobrellevar el impacto que ha generado el coronavirus, especialmente en las aquellas más vulnerables que han transitado meses de incertidumbre, miedo, parate económico, restricción de libertades de circulación, escasez, distanciamiento social, entre muchas otras medidas.

Con la mirada puesta en los problemas de salud mental que generó la actual pandemia por COVID-19 que estamos transitando en todo el mundo, la Fundación Ineco junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) organizó el primer Simposio virtual internacional de Neurociencias y Bienestar, con los mejores expertos argentinos y reconocidos profesionales del exterior.

La temática abordada mediante el título “Construyendo la neurociencia del bienestar durante y después de la pandemia”, se centró en buscar las herramientas que la sociedad necesita para preservar el bienestar mental durante estos tiempos de coronavirus.

El neurocientífico y fundador de la Fundación Ineco, el doctor Facundo Manes, que planteó los desafíos que encaramos durante la pandemia y qué podemos esperar del día después cuando la misma finalice.

¿Cómo lo hacemos? Podemos hacer mucho para alcanzar el bienestar. Algunas de las herramientas que propone Manes son:

Aceptar y experimentar nuestras emociones negativas.

-Trabajar la manera en que pensamos y expresamos nuestros sentimientos. Es una revaluación cognitiva de nuestras emociones, por ejemplo, al cambiar las situaciones de la manera que sentimos y pensamos.

-Establecernos metas posibles

-Saborear y disfrutar los momentos más simples de la vida

-Realizar actividades saludables, como la actividad física, dormir por lo menos 7 u 8 horas, tener una dieta saludable

-Manejar el estrés y saber decir que no en algunas situaciones. Saber manejar nuestras expectativas

-Ser más resilientes

Fuente: Infobae

Compartí: