Tras un debate en la Cámara de Representantes, se decidió archivar la iniciativa de reforma constitucional para regularizar el consumo e industrialización de la sustancia.


Con una plenaria semipresencial, la Cámara de Representantes de Colombia decidió archivar el proyecto de ley que buscaba regular el uso recreativo de la marihuana, con una votación de 102 a favor y 52 en contra.

El pasado martes se debatió la propuesta de los representantes liberales Juan Fernando Reyes Kuri y Juan Carlos Losada, quienes plantearon modificar el artículo 49 de la Constitución que estipula que «el porte y el consumo de sustancias estupefacientes o sicotrópicas está prohibido, salvo prescripción médica«.

Reyes Kuri y Losada promovían la legalización del consumo del cannabis entre mayores de edad, en los lugares establecidos por ley, «como sustancia que no genera afectaciones reales a la salud y que, en consecuencia, no debería estar limitada por vía constitucional».

En septiembre pasado esta iniciativa había sido discutida y aprobada en la Cámara de Representantes con 18 votos a favor y 17 en contra. Restaban ocho debates más para determinar si se daba el visto bueno o se archivaba la propuesta de reforma constitucional.

Debate polarizado

La acalorada discusión sobre la propuesta de los representantes liberales se polarizó entre los congresistas de los partidos Liberal, Alianza Verde, Polo Democrático, Fuerza Alternativa del Común (Farc) y Cambio Radical, que se mostraron a favor; y los del Conservador y Centro Democrático, que se opusieron.

Losada, uno de los propulsores, consideró que debía verse «el problema del consumo de drogas desde una perspectiva enteramente distinta a la prohibicionista y violadora de las libertades».

Del mismo modo, afirmó que regular el uso del cannabis «protegería sin duda alguna al consumidor». En su propuesta inicial había dicho que ante la crisis económica producto de pandemia, su regulación «representaría un gran alivio para la economía«.

Sobre el tema del uso industrial también se pronunció la representante de la Alianza Verde Juanita Goebertus, quien aseveró que su país había «sufrido históricamente el negocio del narcotráfico» y que esta era «una oportunidad inmensa de traducir el haber sido un epicentro de producción de drogas, en un epicentro de crecimiento económico».

Una opinión contraria expuso Christian Garcés, del derechista Centro Democrático, quien aseveró que la sustancia era «dañina para la salud» y que generaba «dependencia, síndrome de abstinencia, pérdida de memoria y trastornos mentales».

Wadith Manzur Imbett, del Partido Conservador, también se mostró reacio a la propuesta y dijo que «99% de los adictos a la cocaína y a la heroína en algún momento de su vida probaron la marihuana y sintieron la necesidad de algo mucho más fuerte«.

Reacciones

Aunque la iniciativa legislativa fue archivada y no será aprobada, la discusión continuó en las redes sociales, donde distintas figuras se pronunciaron, entre ellas la reconocida periodista Vicky Dávila.

El expresidente Álvaro Uribe, cuyo partido se opuso a la propuesta en la Cámara, también celebró la decisión.

Por otra parte, la activista y política progresista Mafe Carrascal escribió en un trino que la prohibición del uso recreativo de la marihuana «favorece a los carteles del narcotráfico que les financian las campañas a quienes negaron su legalización desde el Congreso».

Fuente: RT en español

Compartí: