Funcionarios del Ministerio del Ambiente (MADES), continúan con los controles en el marco del periodo de veda pesquera 2020-2021. En la ocasión los procedimientos se dieron en la ciudad de Pilar, departamento de Ñeembucú y en la zona de Remanso de Mariano Roque Alonso, donde fueron verificadas las pescaderías, el stock de las mismas, además de conversar con los ribereños.


Cabe resaltar que en Pilar no se verificaron práctica ni elementos de pesca.
A la vez los técnicos de la Dirección de Pesca y Acuicultura se reunieron con funcionarios de la Prefectura Naval para coordinar operativos fluviales por el Río Paraguay.

Los técnicos indicaron que se continuarán desarrollando fuertes controles estratégicos, tanto terrestres como fluviales por todo el país en esta época importante de veda. Resaltaron que la prioridad para el MADES es proteger y conservar los recursos naturales y por ello, se insta a los pescadores y ciudadanía a respetar el periodo de veda.

Se recuerda que aquellos que no cuenten con sus respectivas declaraciones juradas durante las fiscalizaciones, se exponen al decomiso de los productos pesqueros y multas por infringir el periodo de veda la cual oscilan entre 3.001 y 10.000 jornales mínimos. Esto, independientemente a responsabilidades penales en virtud de la Ley 716/96 “Que Sanciona Delitos contra el Medioambiente”.

Fuente: MADES

Compartí: