Una cápsula del tiempo fue colocada por pasajeros del rompehielos atómico 50 Let Pobedy (50 Años de la Victoria, en ruso) en el hielo del Ártico en 2018 esperando que permaneciera allí durante décadas, pero el objeto fue encontrado solo dos años después en las costas de Irlanda.


La cápsula fue hallada el 1 de noviembre por los surfistas Conor McClory y Sophie Curran, vecinos de la localidad de Gweedore, en el noroeste del país. «Cuando la encontré, al principio pensé que era un tubo de acero de un buque, luego la levanté y vi que tenía una inscripción. Entonces pensé que era una bomba. Cuando vi la fecha, pensé que podían ser las cenizas de alguien, por eso no la abrí», relató McClory a medios locales.

A través de un amigo, consiguió contactar con un ruso que le tradujo la inscripción y le explicó que se trataba de una cápsula del tiempo. Cuando la abrió, encontró en su interior varias cartas de pasajeros del buque, sus insignias e incluso el menú del restaurante del rompehielos. «Todo alrededor está cubierto del hielo. Creemos que para cuando esta carta sea encontrada, lamentablemente, no habrá más hielo en el Ártico», reza una de las misivas, fechada el 4 de agosto de 2018.

Los surfistas lograron localizar en Instagram a una pasajera del rompehielos, quien les contó que esperaban que la cápsula permaneciera en el hielo durante unos 30 años.

Fuente: RT

Compartí: