De manera a determinar la situación de los cauces hídricos, el nivel del Oxígeno Disuelto en los mismos y su implicancia en los eventuales casos de mortandad de peces, funcionarios de la Dirección de Laboratorio y de la Dirección de Pesca analizaron el relevamiento de muestras de agua de tres puntos del Río Paraguay en la zona de San Antonio.


Es sabido que la disponibilidad de oxigeno es fundamental para la vida de las especies y la vida acuática no es ajena a ello. Más aun teniendo en cuenta las condiciones climáticas actuales, con una extrema y prolongada sequía, lo que provocó una alarmante bajante en los niveles de los ríos, arroyos y lagunas, situación que en muchos casos deriva en la muerte de peces.

De los tres puntos medidos, solo en uno se encontró un bajo nivel de oxígeno (1,5), se trata de la zona del canal, donde recientemente se realizó una intervención física y humana para salvataje de peces, que se encontraban varados por la bajante del río.

Los técnicos de MADES, también señalaron que además al bajar el nivel del agua, aumenta a su vez la materia orgánica en descomposición en los barrancos y como esto es un proceso de oxidación, compite con el consumo de oxígeno que realizan los organismos vivos.

No obstante, los funcionarios seguirán realizando el monitoreo y control estricto, necesarios para descartar otras posibles causas de la muerte de peces, en los causes hídricos, con tomas de muestras, análisis periódicos en otros puntos del país, como Concepción, Río Tebicuary, zona de Piquete Cué y otros, donde comúnmente se dan casos de mortandad de peces.

En el procedimiento para la toma de muestras se realizó con apoyo logístico de la Armada Nacional, El recorrido incluyó la zona de la arenera y en la dirección del Frigorífico, chancherías y de otras actividades comerciales, totalizando 3 puntos de muestreo.

El objetivo fue la medición de indicadores de calidad, algunos in situ y otros en laboratorio para tener una línea de base acerca del comportamiento del río considerando la época de estío.

Fuente: MADES

Compartí: