Azerbaiyán derribó accidentalmente un helicóptero ruso Mi-24 —que se ha estrellado este lunes en Armenia dejando dos tripulantes muertos y un tercero con heridas moderadas— y se disculpa por lo sucedido, ha comunicado el Ministerio de Exteriores azerí.


La institución aseguró que «el trágico» suceso fue accidental y «no estuvo dirigido contra la parte rusa«.

Asimismo, afirmó que Bakú está dispuesto a pagar una indemnización por el helicóptero derribado.

Bakú explicó que el vuelo del helicóptero ruso «tuvo lugar en la oscuridad, a baja altitud, fuera de la zona de detección del radar de defensa aérea», y añadió que «no se habían visto previamente en el área especificada» helicópteros militares rusos.

«En el contexto de estos factores y a la luz de la tensa situación en la región y una mayor preparación para el combate debido a las posibles provocaciones del lado armenio, el equipo de combate de guardia tomó la decisión de abrir fuego», señaló.

El derribo del Mi-24

El helicóptero se estrelló tras ser atacado desde tierra con un sistema de defensa aérea portátil mientras escoltaba un convoy de la 102a base militar rusa en territorio de Armenia, en el espacio aéreo cerca de la localidad armenia de Yeraskh.

Tras ser alcanzado por el misil, el helicóptero perdió el control y cayó en una zona montañosa del territorio de Armenia.

  • Armenia y Azerbaiyán se hallan inmersas en una escalada militar por el control de la disputada región de Nagorno Karabaj, un conflicto cuyo origen se remonta a 1988 y que estalló con fuerza renovada el pasado 27 de septiembre.
  • Tanto alto al fuego humanitario proclamado el 9 de octubre durante una ronda de conversaciones en Moscú como otro que debía implementarse desde las 8 de la mañana del 26 de octubre (hora local) no han sido respetados por ambos estados.

Fuente: RT Noticias

Compartí: