El próximo 20 de enero llegará un nuevo inquilino a la Casa Blanca. Joe Biden, el candidato demócrata que logró evitar la reelección del presidente Donald Trump, se convertirá ese día en el presidente número 46 de la historia de Estados Unidos.


Pero con Biden no solo llegará de nuevo un demócrata a la Casa Blanca, sino que regresará una larga tradición de más de 100 años entre los presidentes norteamericanos que con Trump estaba en pausa: las primeras mascotas.

Major, al igual que su dueño, el presidente electo más votado de la historia de Estados Unidos, también está haciendo historia, pues es el primer perro rescatado que llega a vivir en la Casa Blanca.

Este pastor alemán llego a la vida de los Biden en noviembre de 2018, gracias a la Delaware Hummane Association, que lo rescató y lo puso en adopción.

“Haber participado en el viaje de Major es un honor. Un final feliz es siempre el resultado por el que nos esforzamos cuando los animales entran a nuestro cuidado. Cada animal desplazado merece una segunda oportunidad. La historia de Major muestra el poder de la posibilidad: un perro de refugio que una vez luchó por su vida vivirá en la Casa Blanca en unos pocos meses. No todos los animales del refugio comparten la fortuna de Major. Esperamos sinceramente que su historia resalte la importancia de la adopción de animales e inspire a las personas de esta gran nación», dijo por redes la Delaware Hummane Association.

Fuente: Infobae

Compartí: