El Palacio de Gobierno y su entorno será sometido a trabajos de restauración que durarán unos 30 meses. La prioridad es reforzar la estructura del edificio, ya que el ala oeste está comprometida desde la cubierta de los techos, mientras que la estructura portante que se encuentra muy deteriorada.


En conferencia de prensa, fiscalizadores del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) y representantes del Consorcio de Restauración, detallaron los alcances de los trabajos de restauración y puesta en valor del edificio del Palacio de Gobierno y su entorno inmediato.

En la ocasión, el director de Obras, Antonio Cabrera, informó que actualmente están en la etapa preliminar,  es decir acompañando el traslado de autoridades y funcionarios a otras áreas del ala este. Las intervenciones se iniciarán en el subsuelo con la liberación de piso granito y de las paredes, piso y escalera.

“Estamos liberando algunos espacios para que se puedan iniciar los trabajos, el área más importante a liberar es el subsuelo porque todo el ala oeste estará cerrado que será sujeto de la intervención y recuperación del edificio”, detalló.

A su vez, el arquitecto José María Calvo, explicó que el edificio histórico será restaurado, siete años después de las últimas intervenciones que abarcaron en aquella oportunidad, solo el ala este y ahora se extenderá el oeste, que da hacia la calle Ayolas.

“Nos encontramos con un edificio que data antes de la Guerra Grande, con las deficiencias estructurales y del comportamiento que con los años asumen los edificios, con lo cual apuntamos a la consolidación del mismo y todo lo constitutivo del edificio”, indicó.

Las obras se centrarán en toda la estructura de la parte oeste, desde el subsuelo hasta la azotea, y también se restaurarán las obras pictóricas y ornamentales que se encuentran en esta parte.

Manifestó que una parte del Palacio de López estará cerrado, no obstante el objetivo es garantizar que el mandatario y sus principales colaboradores sigan trabajando allí pese al desarrollo de las obras.

Remarcó que en el primer año de obras se abocarán al refuerzo de las estructuras del edificio, posteriormente todo lo relacionado a las pinturas, murales y otras cuestiones puntuales.

“Vamos a empezar a organizar los trabajos en base a la metodología aplicada a la restauración, prosiguiendo con las liberaciones de aquellos agregados que no son parte del edificio, de manera a que el mismo recupere su materialidad e integralidad original”, añadió.

Edificio muy deteriorado

Por otro lado, afirmó que la fiscalización se hará a medida que avancen las tareas, a tal efecto de que se cumplan los estándares internacionales exigidos para restaurar espacios como el Palacio de Gobierno.

A los responsables del proyecto les preocupa la base y consolidación del edificio, así como las gaviadas de maderas y las cubiertas, que se encuentran bastante deterioradas, debido a las humedades, goteras y fisuras, a los que se suman otros problemas menos apreciables a simple vista.

También se observan xilófagos, más conocidos como termitas o insectos que atacan la madera de considerable tamaño y en actividad.

En ese contexto, Calvo explicó que el Salón Libertad, ubicada en la planta alta, cuya estructura también está muy comprometida. “Es en las estructuras de maderas donde vemos mayores daños, según los estudios realizados para el proyecto y protocolo”, subrayó.

Continúo señalando que “cuando accedamos al Palacio, al sitio de obras y obtengamos todas las medidas de seguridad necesarias para una obra conforme la ley exige, ahí empezaremos a evaluar todos los elementos”.

Sostuvo que por razones de seguridad, el edificio estará dividido en dos y la idea es que el ala oeste sea liberado para diciembre del 2020, con todas las vallas de seguridad.

En julio pasado, el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Arnoldo Wiens, adjudicó  al Consorcio de Restauración, integrado por Teco SRL y López Comercial SA, la restauración del Palacio de López, por valor de 38.885.225.810 guaraníes, que es 20% inferior al precio referencial del llamado fijado en 48.304.587.842 guaraníes.

Fuente: Agencia IP

Compartí: