El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, no planea seguir dirigiendo la agencia espacial estadounidense durante el mandato del presidente electo Joe Biden, según lo manifestó el domingo pasado durante una entrevista con Aviation Week.


Bridenstine aseguró que su decisión no responde a razones partidistas, y que lo que busca es asegurarse de que la NASA tenga lo mejor para que pueda prosperar bajo un nuevo liderazgo. «¿Qué es lo mejor para la NASA como agencia y qué es lo mejor para el programa de exploración [espacial] de Estados Unidos?», se cuestionó.

«Lo que se necesita es alguien que tenga una relación cercana con el presidente de EE.UU. Alguien en quien confíe la Administración, incluidos la OMB (la Oficina de Gestión y Presupuesto), el Consejo Nacional del Espacio y el Consejo de Seguridad», dijo Bridenstine al considerar que él no sería la persona adecuada con un nuevo Gobierno.

Además, recalcó que si la NASA ha tenido «mucho éxito» en sus programas espaciales, eso se debe a las «relaciones». «Sea quien sea el presidente, debe tener a alguien a quien conozca y en quien confíe. Esa persona no voy a ser yo», agregó.

Bridenstine, de 45 años, fue designado como director de la NASA por el presidente Donald Trump a finales de 2017. Ahora, aunque la transición presidencial está prevista para enero del 2021, el actual director de la agencia espacial comentó que de momento no tiene planes para después que abandone su cargo.

Al poco de que el candidato demócrata, Joe Biden, proclamara su «victoria convincente», dados los resultados preliminares de los comicios, el fiscal general de EE.UU., William Barr, autorizó este lunes a investigar «denuncias sustanciales de irregularidades en la votación y la tabulación de votos» que pudieran sugerir un fraude electoral.

Fuente: RT

Compartí: