Descargar el Audio

El abogado Max Nárvaez, representante legal de Lilian Zapata, sostuvo que su cliente se negó a la prueba de ADN en el marco de una investigación penal alegando que en la resolución dictada se solicitó un análisis tóxico lógico de la misma.


«En primer lugar para hacer la prueba de ADN en abril retiraron las prendas de la niña, cortes de pelo y los pañales que usaba, un montón de elementos donde podían sacar el ADN de la niña», afirmó.

Sostuvo que «aquí dicen que la señora se negó a realizar la prueba biológica de ADN, no era solo eso, la prueba era más amplia, la resolución decía para ADN y vestigios de consumición de cocaína, LCD o cualquier otro tipo de droga, nuestros clientes están en recintos penitenciarios y ellos no manejan ni cubran todo lo que les pueda ocurrir».

«Cada que voy yo la veo desesperada, fue uno de los motivos por lo cual fue remitida a Encarnación porque cuando allana su celda ella enfrenta al fiscal Maldonado y le dice porqué no le buscan a su hija», aseguró.

«Si hacemos la historia, ninguna de las madres cuyos hijos desaparecieron están presas, cuando voy siempre pregunta cómo esta la investigación y me da pena decirle, pero tengo que decirle porque es la realidad que la Policía y la Fiscalía hace rato dejaron de buscar a la niña, están empeñados simplemente en mantenerlos a ellos en la cárcel», expresó.

La fiscala Sara Torres imputó a la madre de la niña desaparecida en Emboscada por desacato tras negarse a la prueba de ADN.

La niña de siete años desapareció el pasado 15 de abril. La menor se encontraba en el domicilio de su padrastro ubicado en el departamento de Cordillera.

Compartí: