La agente fiscal de Caacupé, Angélica Insaurralde, imputó a R.H.O., por desacato, por el hecho de negarse a la prueba de ADN en el marco de una investigación penal. El mismo además está procesado por pornografía infantil, violación del deber del cuidado y abandono.


Según la Fiscalía, el ciudadano alemán no se opuso a la prueba puesto que no apelaron en su momento, por tanto estaba firme, pero una vez que debía realizarse la diligencia se negó a hacerse, incumpliendo la disposición judicial.

Según los antecedentes, la representación fiscal había iniciado una investigación sobre supuesto hecho punible de Desacato, a partir de la denuncia realizada por la jueza penal de Garantías de Cordillera sobre un supuesto hecho punible contra la Ley que sanciona el Desacato, ocurrido en el marco de la causa sobre un hecho punible contra niños y adolescentes.

Por tanto, ante la negativa que constituye un acto ilegal la agente fiscal procedió a la respectiva imputación del hombre.

Fuente: Ministerio Público.

Compartí: