Descargar el Audio

La fiscala Daisy Sánchez manifestó que el Ministerio Público se encuentra trabajando en una segunda hipótesis de lo que habría ocurrido con la joven Dahiana Espinoza, que desapareció el pasado 18 de septiembre. Explicó que se trata de la presunción de que estaría con vida en Paraguarí.


Sin embargo, mencionó que en esta segunda hipótesis la joven también pudo haber tenido un final fatal, pero acotó que la responsabilidad no sería de Joel Guzmán, pareja de Dahiana, sino que de otras personas implicadas.

«Tenemos una segunda hipótesis, podría estar hacia Paraguarí viva, tampoco estamos logrando esclarecer esa hipótesis porque hay personas que no quieren dar su nombre y no quieren aparecer, tenemos que andar de noche pescando por ellos pero hablamos con ellos y nos cambian la versión, hasta este momento no podemos corroborar eso», señaló.

«Supuestamente a raíz de una venta de animales, podría él haber sabido sobre esto, pero estamos tratando de madurar eso. Estaría en contra de su voluntad supuestamente. Nos falta una pieza,  no estamos logrando dar con una pieza que nos dicen que sí o sí de ahí debemos de partir», indicó.

La joven vivía con su pareja Joel Guzmán Amarilla, quien hasta el momento es sospechoso por la desaparición. También se allanó la casa de la madre de este hombre y se incautaron varias de pertenencias del sujeto que están siendo analizadas. Allegados señalan que la pareja tenía antecedente de violencia familiar.
«Joel (pareja de Dahiana), él esta imputado por violencia familiar y tenemos suficientes elementos. El niño aportó bastante en la cámara Gessell. El marco penal es de hasta seis años de prisión», informó la agente.

Compartí: