La campaña denominada “Lo que mata no es el Ñati’ũ, es el Ñembotavy”, apunta al protagonismo de todas las personas contra un enemigo que ya es conocido: el Aedes aegypti, un mosquito o ñati’ũ que transmite virus como el Dengue.


Este proyecto de alcance nacional busca el empoderamiento de la población apuntando al mejoramiento de la salud a través de la prevención. Con herramientas básicas como la información sobre el mosquito Aedes aegypti, la eliminación de criaderos y la consulta oportuna en los centros asistenciales.

La campaña, presentada como una serie, se divide en tres episodios en donde se muestra, primero al “Ñati’ũ” y se recuerda a la población el ciclo de vida del Aedes aegypti. En Paraguay este mosquito ya es conocido, se sabe que se alimenta de sangre humana, deposita sus huevos en recipientes con agua estancada y transmite virus como el Dengue, Zika, Chikungunya y Fiebre Amarilla. La mejor forma de prevención es la destrucción de sus focos de cría.

En un segundo episodio se habla de las acciones que se deben emprender en el hogar y con la comunidad, que es “Ñamopotĩ”. Desechando en los lugares correspondientes todos aquellos recipientes que ya no se utilizan y frotando con esponja y jabón los bebederos de los animales, ya que los huevos del ñati’ũ pueden quedar adheridos por las superficies de los mismos, sobreviviendo incluso más de un año hasta un próximo contacto con el agua, para continuar su ciclo de vida.

Finalmente, en su tercer episodio, la campaña encara el “Ñangareko” que se refiere a la consulta oportuna ante los primeros signos y síntomas de la enfermedad como fiebre, dolor articular y muscular, dolor abdominal, náuseas, vómitos, sangrado y letargia. En este punto se hace especial hincapié a no automedicarse, a acudir a los centros asistenciales más cercanos y a la utilización de repelentes y mosquiteros.

Teniendo en cuenta esta serie de informaciones se logrará aumentar el cuidado y la prevención de enfermedades a nivel personal, familiar y comunitario, involucrando a todos los sectores de la sociedad.

Fuente: Ministerio de Salud

Compartí: