Dos en el sur de la Florida, dos en el centro y uno en el norte del estado ya han recibido la confirmación de que serán los primeros en recibirla. Se espera que esto ocurra durante el mes de diciembre.


Con grandes perspectivas de una pronta aprobación por parte de la FDA (administración de alimentos y medicinas, por sus siglas en inglés) de al menos dos vacunas contra el COVID 10 –la de Pfizer y la de Moderna-, ya se conocen cuáles serán los primeros hospitales en recibir las vacunas.

En el sur de la florida recibirán parte de la primera partida el hospital Jackson Memorial, de la ciudad de Miami (el mayor hospital público de la zona) y el hospital Memorial Regional en el vecino condado de Broward. Hacia el centro del estado, recibirán su partida el hospital Advent Health, de la ciudad de Orlando, y el hospital Tampa General. En el norte, las primeras dosis las recibirá el hospital UF Health, de Jacksonville.

Los hospitales fueron escogidos por las autoridades sanitarias del estado por la densidad poblacional en las zonas en las que se encuentran y por la capacidad de almacenamiento de la vacuna a bajas temperaturas que tienen. Lo más probable es que la primer vacuna aprobada sea la de Pfizer, que requiere dos dosis que deben ser almacenadas a menos 70 grados Celsius, una temperatura que solo se consigue en congeladores especiales. El laboratorio anunció que ellos se harán cargo de la distribución nacional de las dosis, pero una vez que lleguen a los hospitales estos deben procurar mantenerlas en las condiciones necesarias.

Apenas esté disponible, Estados Unidos recibirá 40 millones de dosis de la vacuna que se espera esté lista en diciembre. Según datos trascendidos de la oficina del gobernador del estado, Ron DeSantis, Florida recibiría 2 millones de vacunas, que como deben ser aplicadas en dos dosis servirían para un millón de residentes escogidos por trabajar en el ámbito de la salud o pertenecer a una de las comunidades de riesgo que tendrán prioridad.

Florida lleva meses preparándose para una eventual vacuna. Durante el verano, el estado compró cinco millones de jeringas y agujas para distribuir en sus hospitales, y comenzó una auditoría de los centros de salud para determinar de ante-mano cuáles estaban en condiciones de convertirse en vacunatorios.

En el país ya se han superado las 250 mil muertes a consecuencia del coronavirus, y la situación hoy está en su peor punto. La última semana se registró un aumento del 25 por ciento en los contagios y hospitalizaciones, con cifras alarmantes en 47 de los 50 estados.

Florida no es la excepción. El estado confirmó hoy otros 7.925 nuevos casos en las últimas 24 horas, con un total de 905.248 casos confirmados, convirtiéndose en el tercer estado más afectado del país (cabe destacar también que es el tercer estado más poblado de la nación). El número de fallecidos por COVID 19 hasta el momento en Florida asciende a 17.731 personas.

El condado más poblado de Florida, Miami-Dade, sigue siendo el más afectado por el virus. Hoy reportó 1.685 nuevos casos y 8 nuevas muertes, con un total de 207.221 casos confirmados y 3.731 fallecidos desde que comenzara la pandemia. El porcentaje de casos positivos aumentó a 9,21 por ciento; muy por encima del límite del 5 por ciento de positividad que se utilizó como medida para reabrir la economía meses atrás.

El gobernador Ron DeSantis ha sido enfático en su decisión de no volver a cerrar, ni siquiera parcialmente, la economía, inclusive limitando el poder de los gobiernos locales de imponer sus propias reglas. El foco del estado sureño está puesto en mantener sus hospitales operando con normalidad, algo que ha logrado hasta el momento, y estar preparados para comenzar a aplicar la vacuna apenas se la reciba.

Fuente: Infobae

Compartí: