La agente Yrides Ávila representó al Ministerio Público y sostuvo la acusación durante un Juicio Oral en el que un Tribunal dictaminó la culpabilidad en la conducta de Rogelio Henry Paiva y lo condenó a 28 años de pena privativa de libertad, por cometer Feminicidio en el que resultó víctima su pareja Ruth González.


Foto: ilustrativa.

Según el relato de los hechos, el 12 de setiembre de 2018, a las 16:00 aproximadamente, en una vivienda ubicada en la calle Orquídeas c/ Azteca del barrio Paí Ñu de la ciudad de Ñemby, Rogelio Roberto Henry Paiva se encontraba en compañía de su esposa Ruth Beatriz González Espínola con quien mantuvo una fuerte discusión, por lo cual el hermano de la víctima dio aviso a la policía quienes se constituyeron a las 18:00 aproximadamente y encontraron la casa con todas las puertas cerradas por dentro.

Los uniformados forzaron la puerta trasera de la vivienda y vieron varios rastros de sangre que conducían a una habitación contigua cuya puerta también estaba cerrada por dentro. La forzaron y la abrieron, momento en el que constataron que Ruth González estaba tendida en el suelo, tapada con una sábana, sin signos de vida, con la cara desfigurada y con mucha sangre alrededor del cuerpo.
Al ser hallado por los agentes de la Policía Nacional, Rogelio Roberto Henry Paiva portaba una especie de arpón casero hecho de madera larga con dos puntas filosas de varilla de hierro. Uno de los agentes de policía reaccionó utilizando la fuerza para reducir a Rogelio Henry Paiva y desarmarlo, posteriormente fue traslado hasta el hospital distrital de Ñemby, donde quedó internado debido a que también presentaba heridas corto punzantes en el abdomen.
La causa de muerte de Ruth González determinada por los médicos forenses fue por traumatismo de cráneo encefálico severo por heridas con elemento contundente (arma blanca, azada), también se observó traumatismo cerrado de tórax. El victimario la hirió en una parte que se usaba como sala y de ahí la arrastró hasta otra habitación donde la golpeó con la asada en el rostro.
El Tribunal de Sentencia estuvo presidido por Rilsy Ortiz, e integrado por los magistrados, Pedro Nazer e Natalia Muñoz como miembros titulares.
La agente Yrides Ávila representó al Ministerio Público y sostuvo la acusación durante un Juicio Oral en el que un Tribunal dictaminó la culpabilidad en la conducta de Rogelio Henry Paiva y lo condenó a 28 años de pena privativa de libertad, por cometer Feminicidio en el que resultó víctima su pareja Ruth González.
Según el relato de los hechos, el 12 de setiembre de 2018, a las 16:00 aproximadamente, en una vivienda ubicada en la calle Orquídeas c/ Azteca del barrio Paí Ñu de la ciudad de Ñemby, Rogelio Roberto Henry Paiva se encontraba en compañía de su esposa Ruth Beatriz González Espínola con quien mantuvo una fuerte discusión, por lo cual el hermano de la víctima dio aviso a la policía quienes se constituyeron a las 18:00 aproximadamente y encontraron la casa con todas las puertas cerradas por dentro.
Los uniformados forzaron la puerta trasera de la vivienda y vieron varios rastros de sangre que conducían a una habitación contigua cuya puerta también estaba cerrada por dentro. La forzaron y la abrieron, momento en el que constataron que Ruth González estaba tendida en el suelo, tapada con una sábana, sin signos de vida, con la cara desfigurada y con mucha sangre alrededor del cuerpo.
Al ser hallado por los agentes de la Policía Nacional, Rogelio Roberto Henry Paiva portaba una especie de arpón casero hecho de madera larga con dos puntas filosas de varilla de hierro. Uno de los agentes de policía reaccionó utilizando la fuerza para reducir a Rogelio Henry Paiva y desarmarlo, posteriormente fue traslado hasta el hospital distrital de Ñemby, donde quedó internado debido a que también presentaba heridas corto punzantes en el abdomen.
La causa de muerte de Ruth González determinada por los médicos forenses fue por traumatismo de cráneo encefálico severo por heridas con elemento contundente (arma blanca, azada), también se observó traumatismo cerrado de tórax. El victimario la hirió en una parte que se usaba como sala y de ahí la arrastró hasta otra habitación donde la golpeó con la asada en el rostro.

El Tribunal de Sentencia estuvo presidido por Rilsy Ortiz, e integrado por los magistrados, Pedro Nazer e Natalia Muñoz como miembros titulares.

Fuente: Ministerio Público.

Compartí: