El levantamiento de datos para la elaboración de la cartografía del Río Negro o Otuquis, fue iniciado por parte de los Componentes de la Comisión Mixta Paraguayo – Boliviana Demarcadora de Límites (CNDL).


Se trata del único tramo fluvial fronterizo de 38 kilómetros, entre ambos países, en la zona de Bahía Negra, Departamento de Alto Paraguay.

Los trabajos realizados de la CNDL corresponden a la segunda campaña conjunta que se lleva adelante en la frontera con el Estado Plurinacional de Bolivia, en cumplimiento de lo acordado en el punto V del plan de trabajos de campo y de gabinete para el presente año, conforme al Acta de la referida Comisión Mixta, firmada en Asunción, en noviembre de 2018.

Las tareas llevadas a cabo en conjunto con el equipo de la Comisión Nacional de Soberanía y Límites (Conasoli) de Bolivia. En tal sentido, el presidente de la CNDL, embajador Víctor Peña Bareiro, acompañado del delegado demarcador, Javier Cabrera, brindaron detalles de los trabajos realizados.

Destacaron que, para el relevamiento de datos para la cartografía del Río Negro era fundamental la extraordinaria bajante estacional del sistema hídrico de los ríos Negro u Otuquis y el del Paraguay. De no aprovechar esta situación, habría que esperar de 10 a 15 años, estimativamente, para una nueva bajante de similares dimensiones a la actual.

Sin embargo, copiosas lluvias a lo largo de más de una semana dificultaron el total cumplimiento de los objetivos. Por ejemplo, para cubrir 40 kilómetros de acceso desde la ruta principal hasta el casco la Estancia “Fortín Patria”, donde se instaló la comitiva de la Comisión Mixta, se tardaron casi 48 horas.

Una vez instalados en el lugar, los delegados paraguayo y boliviano realizaron, con grandes dificultades por los terrenos anegados y caminos impracticables, los trabajos programados mediante diferentes recursos de transporte: a pie, con motos y deslizadora. En contrapartida, el cauce del río Negro estaba casi seco por la fuerte y larga sequía.

A orillas del Río Negro, los miembros de la Comisión Mixta sobrevolaron drones para la toma de fotografías aéreas para la elaboración de la cartografía del mencionado río. Cuando ya no pudieron avanzar más por las condiciones del terreno, además de la presencia abundante de serpientes, yacarés y otras alimañas, debieron suspenderse las tareas programadas.

Finalmente, se relevaron tomas de drones hasta el 50 por ciento del cauce del Río Negro u Otuquis. No fue posible medir los Hitos IX “Cerrito Jara” y X “12 de junio” por las copiosas lluvias y los terrenos intransitables.

El embajador Peña, a más de agradecer la excelente predisposición de los propietarios de la citada Estancia y de los componentes de la Armada Nacional asentada en Bahía Negra, resaltó que dichos trabajos se llevaron a cabo en observancia de las medidas sanitarias impuestas por el Gobierno Nacional para mitigar los impactos del covid-19.El límite fluvial paraguayo – boliviano se inicia en el Hito X – “12 de junio” y luego de 38 kilómetros de recorrido, desemboca en el río Paraguay, donde convergen las líneas fronterizas de nuestro país, de Bolivia y del Brasil, punto donde se encuentra erigido el Hito tripartito XI, “Confluencia de los ríos Negro u Otuquis y Paraguay”.

Fuente: Agencia IP

Compartí: