Tras recibir la aprobación del protocolo sanitario por parte del Ministerio de Salud, la Asociación de Jardines de Infantes (Asojip) solicita la apertura de sus espacios para reiniciar las actividades.


Graciela Cuevas, miembro de la Asojip comentó que el Ministerio de Salud aprobó el protocolo sanitario elaborado por el gremio a fin de evitar el contagio de coronavirus en los espacios del sector.

“Todavía no tenemos una respuesta oficial por parte del Ministerio pero tenemos una nota donde nos aprueban y explican que fue aprobado el protocolo, que está sujeto a un decreto presidencial”, comentó Cuevas mencionando además que se encuentran aguardando la fecha de la reapertura.

El protocolo sugiere que la maestra llegue a su lugar de trabajo y use un delantal completamente esterilizado, sobre la ropa que lleva puesto. También recomiendan que el calzado sea desinfectado al llegar. “Confiamos que muy pronto tendremos una  respuesta positiva”, señaló.

Cuevas indicó que aguardan la reapertura del sector ante la necesidad de empleo y al mismo tiempo de los padres que están regresando a trabajar, quienes tienen niños y buscan dejar a sus niños en lugares seguros, formalmente preparados para darle la atención correspondiente a sus hijos.

“Presentamos también un plan de reactivación gradual, comenzando con dos niños por salas, por dos horas, aumentando en dos semanas a 4 niños por sala. Viendo que el protocolo fue aprobado con algunas observaciones, la mayoría de ellas positivas, pedimos la fijación al Ministerio y queremos saber cuándo nos incluiría en el decreto”, solicitó.

En ese contexto, informó que actualmente el gremio cuenta con 60 jardines infantes asociados, que incluye a un total aproximado de 1.000 personas que están en este momento y hace 8 meses sin un trabajo formal.

“El niño necesita mucho socializar, aprender con sus pares y recibir una estimulación. También en conversación con asociaciones de jardines de otros países vemos con muy buenos ojos las experiencias de las mismas al ser habilitadas”, puntualizó.

Durante los 8 meses de pandemia en el territorio nacional, muchos jardines siguieron ofreciendo clases virtuales, sin embargo esta metodología no pudo ser aplicada en todos debido a la edad de los niños. Entonces empezaron a ofrecer distintos servicios como por ejemplo una profesora que vaya a la casa o algún tipo de estimulación diferente.

“El Ministerio de Salud nos habilitó recibir a los niños por agendamiento por espacio de 1 hora con todos los protocolos y los cuidados necesarios, esa fue una alternativa que tuvieron algunos padres”, finalizó. IP

Compartí: