Descargar el Audio

El abogado Roberto Ruiz Díaz, quien denunció a Guillermo Páez ratificó que las tierras le pertenecen y que todo se trataría de un montaje donde le presentan al hombre como una “pobre víctima”.


Ruiz Díaz comentó que el inmueble lo compró en el 1991, una propiedad que incluye un cerro con dos fracciones de 5 y 17 hectáreas.

Mencionó que el cerro fue invadido anteriormente en el 2002 y 2006, cuando una gran cantidad de personas comenzaron a depredarlo. Señaló que en ambas ocasiones intervino la Fiscalía del Medio Ambiente y se detuvo a algunos de los implicados.

«Todo esto fue corroborado por la comisión fiscal. A uno de mis hijos le obligaron a descender por un camino empinado altamente peligroso, le cerraron la salida. No hablamos de gente pacifica. En torno a todo esto se montó una suerte de teatro y se le presentó a Guillermo Páez como una pobre víctima. Eso es totalmente falso. Se hizo todo un montaje sobre esto», aseveró.

«No se trata de un juicio de desalojo. Eso sería como que esta de forma ilegal Yo compré en 1991 la propiedad, siempre pagué los impuestos. Los Páez viven en Tucanguá, entre ellos ya está Guillermo. Aquí hay dos intereses: introducirse y seguir sacando piedras o el hecho de que los terrenos se valorizaron y aquello que parecía que no valía nada tiene una vista al cerro muy especial», señaló.

«Ellos destrozaron el camino con camiones para sacar piedras. Antes había un camino para acceder al cerro, pero ahora esta destrozado. Me cerraron el acceso a la propiedad. Cuando vamos saliendo veo una construcción rara y nueva. No parecía una casa ni una habitación, parecía un depósito. Nunca se registró eso, fue montado. En ese lugar no podía vivir nadie, con eso pretenden apropiarse de 17 hectáreas», afirmó.

 

Compartí: