Hans Lindstrom, sobrino de Luis Lindstrom, secuestrado por el EPP, utilizó su red social twitter para contar lo que su tío recordaba de aquel suceso que marcó sus vidas para siempre. "Esta imagen para mi es la más fuerte de todas, más que la de los cuerpos abatidos anoche por la FTC. Les cuento lo que ve y recuerda una víctima de secuestro por el resto de su vida", inicia el hilo. 


«Me hacían cargar una pesada mochila, decía mi tío, todos debíamos cargar una y la mía era probablemente la más pesada porque era la que llevaba todas las cosas del campamento, me tenían como su sirviente. Caminábamos todas las noches hasta el amanecer. Uno de ellos tenía una pequeña radio a pila con un cable largo atado a su antena. Por las mañanas arrojaba el cable bien alto por la rama de un árbol para captar señal y así escuchar las noticias del día. Sabíamos por la prensa lo que hacía la policía», cuenta.
«A veces comíamos bien, cuando estábamos cerca de alguna población comíamos pollo y hasta gaseosas, pero había días que estábamos lejos y así te daban una cucharada de miel de abeja a la mañana y otra cucharada a la noche y era todo lo que comíamos en el día. Te daban una botella de agua y con eso te tenías que manejar, no les gustaba ir a buscar agua. Si te dan una botella de agua nomas qué vas a hacer, te vas a bañar o vas a guardar para tomar? No me pude bañar en 40 días», finaliza Hans Lindstrom.

Luis Lindstron fue secuestrado por miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en el año 2008. Estuvo en cautiverio poco más de un mes y luego fue liberado por sus captores. El 31 de mayo de 2015, fue asesinado por integrantes de la banda criminal en la estancia Fortaleza 2, en Tacuatí, Departamento de San Pedro.

Compartí: