Descargar el Audio

María Estela Galeano, paciente oncológica, denunció que el mamógrafo del Hospital de Itauguá está descompuesto desde antes que comenzara la campaña de octubre rosa y mencionó que hasta ahora no fue reparado, provocando el atraso de los tratamientos. "Nuestra vida está por un hilo", expresó.


Galeano señaló que en su caso personal debe realizarse la cuarta cirugía en febrero y lamentó que hasta el momento no esté consiguiendo mamógrafo en ningún hospital del sector público. «Voy recorriendo de institución en institución, no puede ser que tengamos que encadenarnos, haciendo manifestaciones, haciendo barullo para que nos puedan hacer caso, es una desesperación increíble», comentó.

Además señaló que desde hace ocho meses, tras el inicio de la pandemia en el país, quedaron en la calle y a la deriva, ya que el área para el tratamiento oncológico fue redireccionado para pacientes con Covid y otras enfermedades respiratorias.

Reclamó un espa­cio único para todos los pacientes con cáncer donde hacer con­sultorio, estudios, retiro de medicamentos y sesiones de quimioterapia y no deambu­lar entre centros asistenciales que se encuentran muy aleja­dos uno de otro.