Descargar el Audio

El papa Francisco impartió este viernes la bendición “Urbi et Orbi” de Navidad. En su discurso, este año especial por la pandemia de coronavirus, mencionó los distintos conflictos en el mundo. Al respecto, el comunicador católico, Pedro Kriskovich resaltó la importancia del análisis que realizó el Sumo Pontífice sobre la situación actual.


«El papa siempre en la bendición “Urbi et Orbi” hace referencia a las situaciones del mundo y comenzó refiriéndose a que ya estaba mal el mundo , es muy importante destacar que el papa dice eso en su encíclica fratelli tutti», señaló.

El experto mencionó que el papa enseñó literatura en Argentina durante los 60 y llevaba materiales de Borges en las clases que impartía.

«Por eso él crea conceptos y periferias existenciales, la necesidad de una amistad social y en eso se enfatizó hoy, que el mundo ya estaba mal cuando vino la pandemia y que despertó situaciones sociales«, afirmó .

Mencionó sobre la situación de Chile y Venezuela y pidió que el niño Jesús “ayude a superar las recientes tensiones sociales”.

«Esta mañana hizo una referencia especificas en el mundo. Esta vez habló de Chile y sobre el pueblo venezolano. En otros tiempos los papas saludaban en 60 idiomas y Benedicto incorporó el saludo en guaraní, sin embargo hoy el papa dijo que no le pidan que salude en tantos idiomas», refirió.

«Esta pandemia demostró lo mejor y lo peor de cada persona. Ayer habló el papa sobre los analfabetos en bondad y amor. Hoy hay muchos de ellos, es triste eso», lamentó.