Si bien la cuarentena decretada por el Gobierno Nacional ante la pandemia COVID-19, alcanza a la mayoría de la población obrera, que en su mayoría debe trabajar desde sus casas o directamente parar su producción, existen trabajadores de áreas críticas como supermercados, farmacias, transporte, profesionales de blanco y otros que no pueden postergar la salida de sus casas, encontrándose con un ritmo de diferente a la acostumbrado, lo que puede repercutir de manera negativa en la salud mental, ya sea por temor, desesperanza y otros sentimientos que afloran en épocas como la actual.


Al respecto, la Dra. Lucía Valdez, jefa del Departamento de Psicología el Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción, explicó la ayuda que rápidamente uno puede dar cuando nota que un compañero o compañera tiene alguna de estas emociones y puede repercutir en su comportamiento.

“¿Qué hacemos cuando hay alguien del equipo desmoralizado o desesperanzado? en primer lugar entendemos que el trabajo en equipo hace que uno se dé cuenta de cómo está el compañero y para esto es muy importante la escucha activa. El poder dialogar con el otro sobre sus dificultades y a la vez lograr abrirse a expresar sus temores. Poder hablar y aceptar que este es un momento difícil para todos y que hay personas que pueden sobrereaccionar y ahí es cuando tenemos que estar atentos verdad porque esa sobrereacción puede transformarse en agresividad y descomponer el relacionamiento en el equipo. Además puede significar dificultades más serias, entonces uno como compañero puede advertirle al otro que están en una situación de que necesitan cuidarse y eso a veces significa hacer un tiempo fuera de lo que implique el trabajo. En estos momentos donde se pide quedarse en las casas, de repente podemos buscar un espacio apartado y adentro durante la jornada laboral, donde pueda pensar, reflexionar, respirar hondo, relajarse un poco, hacer estiramientos, un automasaje, tomar un té, para que pueda hacer un poco más llevadera la situación”

En los equipo de trabajo también pueden haber personas que ya tienen dificultades especiales y específicas, como trastornos de personalidad, por lo cual se debe tener un mayor cuidado.

“En casos así, podemos sugerir una ayuda profesional a ese compañero o también alentarle a que pida ayuda”

Finalmente la profesional destacó que debemos tener en cuenta que esto será una tarea de resistencia, puesto que recién está empezando en nuestro país y no podemos saber lo que se viene. “Tenemos que cuidarnos todos entre todos y también reforzar las conductas de cuidado grupal, que el equipo se sienta partícipe de una hazaña que es histórica, y lo que viene requiere de todo profesionalismo y nuestra ética en nuestras relaciones y nuestra capacidad profesional

Ante urgencias relacionadas a la Salud Mental, el Hospital de Clínicas de la FCMUNA, habilitó números durante las 24 horas, para todo público. Para consultar con la Cátedra y Servicio de Psiquiatría (0962) 440-001.

Compartí: