España superó este lunes a China en casos confirmados de coronavirus, pero el crecimiento de contagios se modera desde hace ya varias jornadas y el número de muertes en un solo día se redujo ligeramente, de 838 a 812, hasta las 7.340 defunciones.


Foto ilustrativa.

Los infectados en España son 85.195, en tanto que los diagnosticados en China desde el comienzo de la pandemia se sitúan en 81.470, con 3.304 fallecidos.

Existe un cambio de tendencia en el incremento medio de casos diarios, pero lo que más preocupa ahora es la presión sobre las unidades de cuidados intenstivos (UCI), alertó en rueda de prensa la doctora María José Sierra, jefa de área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de España.

Sierra sustituyó al portavoz habitual del Ministerio de Sanidad para la pandemia, el doctor Fernando Simón, que hoy dio positivo por coronavirus.

El país afronta la tercera semana de estado de alarma, con medidas drásticas que limitan los movimientos de personas y numerosas actividades económicas.

Para endurecer el confinamiento de la población, el Gobierno, que preside el socialista Pedro Sánchez, aprobó el domingo un decreto que paraliza todos los sectores no esenciales a partir de hoy y hasta el 9 de abril.

Sus trabajadores deberán quedarse en casa con un permiso retribuido recuperable para acelerar la contención de la pandemia.

Entre otras muchas medidas restrictivas, el Ministerio de Sanidad prohibió también hoy los velatorios y cultos religiosos fúnebres y estableció en un máximo de tres familiares la comitiva de entierros y cremaciones.

RALENTIZACIÓN DE CONTAGIOS

Los 6.398 casos nuevos conocidos hoy en España suponen un aumento del 8,1 %, frente a incrementos anteriores incluso del 30 %.

Entre el 15 y el 25 de marzo, el ascenso medio de infectados era del 20 % y desde entonces es del 12 %, precisó la doctora Sierra, aunque pidió cautela.

Además, los curados hasta ahora son el 20 % de todos los infectados notificados.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, indicó que la estabilización de la curva epidémica visualiza una ralentización, pidió «muchísima precaución» y comentó: «Si no estamos en el pico (de contagios), estamos muy cerca de él».

EVITAR EL COLAPSO DE CUIDADOS INTENSIVOS

El punto más crítico de la asistencia sanitaria siguen siendo las UCI, donde hay ingresadas 5.231 personas -324 más en 24 horas-. Las autoridades sanitarias prevén que el número siga subiendo las semanas próximas con casos notificados en la actualidad.

La región de Cataluña está a la cabeza de pacientes en estas unidades (1.1512) y hoy superó a Madrid (1.460), aunque esta comunidad autónoma es donde hay más fallecidos: 3.392, el 46 % del total español.

El ministro Illa argumentó que el parón de la actividad no esencial es un paso más para ralentizar la movilidad y bajar la presión sobre las UCI.

Debido a la saturación, el Ministerio Sanidad estudia el traslado de pacientes entre regiones, algo que no se descarta. Y si hiciera falta, se aceptaría el ofrecimiento de médicos de otros países.

Ya se comenzó a transferir material sanitario entre regiones y hubo que ampliar hospitales o habilitar otros de emergencia y alojar enfermos en hoteles, como en Madrid y Barcelona.

SANITARIOS CONTAGIADOS

Varios sindicatos denunciaron hoy la «situación caótica» del hospital temporal instalado en pabellones feriales de Madrid, ya que muchos sanitarios, aseguraron, no tienen claras sus funciones y otros carecen de equipos de protección individual suficientes.

La falta de este material es una de las quejas más severas. Cerca de 12.300 profesionales se contagiaron hasta ahora, aunque entre el 85 y el 90 % evolucionan bien y están en casa, según las autoridades.

Según Sanidad, en breve aterrizará un avión militar español procedente de China con varias toneladas de material y un millón de test rápidos de coronavirus.

Y tres millones de mascarillas llegaron hoy para hospitales desde ese país en el primer avión fletado por Iberia, la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) y el Grupo Oesína.

DISCREPANCIAS EMPRESARIALES

La decisión del Ejecutivo de suspender a partir de hoy toda actividad no esencial, anunciada el sábado y aprobada el domingo, generó críticas del empresariado.

El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, denunció «cierta precipitación», que no se consultara a esta organización ni se conocieran los sectores afectados hasta la medianoche pasada.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, negó improvisación y añadió que es una medida «sensata»

«Sin salud no hay economía», dijo el ministro de Sanidad, y explicó que el Gobierno toma las medidas que cree oportunas «en base a las informaciones de los expertos».

El líder de la oposición, el conservador Pablo Casado (Partido Popular) reprochó las «mentiras» del Ejecutivo y advirtió de que no apoyará los últimos decretos sobre mantenimiento del empleo y el cese de actividades si no se modifican. EFE

Compartí: