En el marco del 31 de Mayo – Día Nacional de Lucha contra el abuso y la explotación sexual de niñas, niños y adolescentes, se convoca a la acción ciudadana virtual para expresarse por una vida libre de toda forma de violencia.


La acción ciudadana es abierta y las personas que deseen expresarse en las redes sociales lo pueden hacer con el hashtag #MiVozNoEstaEnCuarentena, levantando una foto con un cartel o posteando un mensaje, y el sábado 30 unite tuitazo, a las 9 horas.

Desde hace varios años, se conmemora esta fecha con una marcha en memoria de la niña Felicita Estigarribia, quien fuera hallada muerta y abusada sexualmente en la ciudad de Yaguarón. Este año no podremos marchar, pero estaremos presentes con nuestra voz a través de esta convocatoria del Movimiento contra la violencia sexual hacia niñas, niños y adolescentes, que reúne a organizaciones sociales.

Las medidas de cuarentena sanitaria agravan la vulnerabilidad de las niñas, niños y adolescentes, ya sea en los hogares con sus familias o institucionalizados. Muchas veces este tipo de violencia es silenciada, hecho que se profundiza en un contexto de cuarentena.

Por ello, el Movimiento exige al Estado la prevención de situaciones de violencia en todas sus formas y especialmente la violencia sexual en contexto de cuarentena: Que el Ministerio de Salud Pública implemente servicios que garanticen una atención integral con enfoque de derechos especialmente a víctimas de abuso sexual; que el Ministerio de Educación y Ciencias contemple contenidos de prevención del abuso sexual con enfoque de derechos y de género e indicaciones de dónde acudir ante estas situaciones; y que el Poder Judicial intervenga con celeridad, sin revictimizar y garantizando que los casos no queden impunes.

Igualmente se insta a la Sociedad (personas adultas, familia, comunidad) a que no sea cómplice de situaciones de abuso, que promueva la crianza positiva con respeto, amor y sin violencia. Y a las niñas, niños y adolescentes les decimos no están solas, que no están solos; que es importante romper el silencio.

Compartí: