Una profesora brasileña de 37 años y sus padres murieron en un intervalo de dos semanas en la ciudad de Natal (nordeste) víctimas del nuevo coronavirus, que ya ha causado en el país cerca de 65.500 fallecidos y 1,6 millones de contagios.


La Secretaría de Salud de Río Grande do Norte, estado del que Natal es su capital regional, confirmó este lunes a Efe la muerte de Francisca Katiane do Nascimento, profesora y cantante de música religiosa, y de sus padres Francisco Canindé Nunes do Nascimento, chófer, y María Francisca Nunes do Nascimento, también educadora.

La profesora falleció el domingo en un hospital particular de Natal al que había ingresado el 25 de junio, dos días después del fallecimiento de su padre, de 60 años, y un día antes del deceso de su madre, de 59.

La familia residía en el barrio de Pajuçara, en la zona norte de Natal, donde el padre era conocido por organizar romerías religiosas en toda la ciudad, y de acuerdo con amigos de la familia la profesora no padecía enfermedades preexistentes.

El pasado 16 de junio, en el estado de Paraíba, también en la región nordeste del país y limítrofe con Río Grande do Norte, los hermanos Jones y Jean Carlos Costa de Lima, de 36 y 34 años, respectivamente, murieron víctimas del coronavirus el mismo día en la ciudad de Guarabira.

Los hermanos eran comerciantes de automóviles y su padre y hermana también fueron infectados pero lograron recuperarse.

Brasil, el segundo país más azotado por la pandemia después de Estados Unidos, sumó 620 fallecidos por COVID-19 en el último día, con lo que el balance total de muertes ascendió hasta los 65.487, según informó este lunes el Gobierno.

El número de contagios se ubica en los 1.623.284 tras registrar 20.229 nuevos casos confirmados en las últimas 24 horas, de acuerdo con el boletín diario divulgado por el Ministerio de Salud.

Río Grande do Norte, por su parte, contabiliza 34.983 casos confirmados y 1.246 muertes, de acuerdo con la Secretaría regional de Salud. EFE

Compartí: