Descargar el Audio

Alfredo Serrano, director ejecutivo del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica, calificó la gestión de Jair Bolsonaro como un “Gobierno evangélico militar”. Aseguró que a su criterio “tendrá dificultad para llegar a final del mandato porque ya no le quedan alianzas”.


¿Cómo hace Bolsonaro para continuar en el Gobierno?

«Él ya dejó de hacerme gracia. Ya no lo quiero ni mirar. Me fijo en el fondo y la cantidad de hermanos y hermanas brasileños que murieron. En muy poco tiempo dejó de ser un buen ejemplo incluso para el conservadurismo. Él es un Gobierno evangélico- militar. Tiene un poder evangelista muy fuerte. Es un Gabinete estrictamente militar, son sus dos únicas anclas. Es cuestión de tiempo, el desgaste es acelerado. La tercera ancla es la Embajada de Estados Unidos, su relación con Donald Trump es estrecha. Yo estoy convencido que tendrá dificultad para llegar a final del mandato porque ya no le quedan alianzas”, refirió.

Sobre Jair Bolsonaro:

“Lo de Bolsonaro tiene un defecto de fabrica porque es elegido sin competir con el principal adversario del país. Parte de un defecto de falta de legitimidad de origen democrático, luego ha demostrado que en el ejercicio democrático también tiene una falta de legitimidad. Por lo tanto, se mire por dónde se mire, desde la perspectiva inicial de origen o en el ejercicio de la función democrática tiene una gran falta de legitimidad”, manifestó.

“Yo creo que el problema que tiene Bolsonaro es que se le comienzan a agotar las alianzas. Hay que recordar que detrás del nacionalismo aparente de Bolsonaro con ese discurso pseudomilitar ha vendido el país a precio regalado. Es decir, ha ido privatizando todo el país regalándolo a manos extranjeras”, manifestó.

Alusión a Bolivia:

“En menos de un año en Bolivia van a haber dos elecciones presidenciales, las anteriores provocaron el golpe, Evo ganó y no se lo permiten, se ha demostrado clarísimamente que la OEA en sus dos auditorias cometen millones y millones de errores, vamos a pensar que si queremos de buena onda son errores graves de rigor y de metodología para demostrar lo indemostrable”, alegó.

Elecciones de Bolivia

“La presidenta Áñez esta en caída libre, la gestión se la comió, dicho mal y pronto no pudo tener buena gestión de la economía y de la pandemia. De hecho, salió hace unos días que tiene COVID. Creo que se va a nuclear entorno a Fernando Camacho, que es un candidato más de la ultraderecha, seria el Bolsonaro de Bolivia”, aseveró.

«La gran pregunta es si Luis Arce candidato del MAS en Bolivia logra sostener estos 15 puntos de diferencia que le lleva a Carlos Mesa complice del golpe de estado», continuó.

Donald Trump:

«Creo que Trump ha tambaleado en términos del fracaso respecto al COVID. Creo que los fallecidos le generó un campo contrario. Las encuestas dan un empate catastrófico. Creo que tiene una dificultad. La particularidad de él se debe de estudiar en Paraguay y en todo el mundo. Él no tomó atajos para plantar su xenofobia», señaló.

Compartí: