La Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) desmanteló un laboratorio de producción de marihuana en la localidad de Karapa’i, departamento de Amambay. En el sitio se logró la aprensión de dos personas y la destrucción de 2.500 kilos de la droga.


Agentes especiales de la Senad fueron informados acerca de una estructura criminal que estaría operando en la mencionada localidad por lo que acudieron al sitio y  en el lugar encontraron algunas bolsas de marihuana picada y elementos de trabajo rural.

Lo que llamó la atención de los agentes antidrogas es que desde la casa se extendía una línea de energía eléctrica que parecía perderse en medio del monte.

Los funcionarios de la Senad siguieron la misma y rápidamente notaron que existía una verdadera red de 4 campamentos narcos equipados con energía eléctrica, congeladores, heladeras industriales, tanques de agua potable, mezcladoras para construcción, prensas de madera y otros elementos que eran aplicados al procesamiento de toneladas de marihuana.


Foto: Senad

Como resultado, obtenían marihuana prensada tradicional, pero la principal apuesta era la marihuana marroquí o hachís, producto que requiere de mayor cuidado productivo, como la refrigeración permanente, pero cuya cotización puede alcanzar los 1.500 dólares por kilo en el Brasil.

En total se incautaron de 2.400 kilos de marihuana picada, 119 kilos de marihuana prensada, 3 kilos 600 gramos de hachís y 25 kilos de semillas.

La mayor parte de las evidencias fue destruida en el lugar,  trasladando una parte para su resguardo por disposición fiscal.

Así también, fue descubierta y destruida 1 hectárea de cultivo de cannabis, en etapa de crecimiento. La comitiva, acompañada por el fiscal Jorge Encina se incautó además de un automóvil de la marca Volkswagen.


Foto: Senad

Dos personas resultaron detenidas, identificadas como Marciano Silva Mallorquín, paraguayo, de 43 años y Rodrigo Aquino Amarilla, paraguayo, de 30 años. El daño patrimonial ocasionado a esta estructura criminal, considerando la droga sacada de circulación y la logística anulada, supera los 250.000 dólares.

No es la primera vez que la Senad detecta este tipo de complejos en la misma zona del país. El fenómeno de aparición de dichas estructuras sería debido al aumento de demanda de nuevas variedades de marihuana en el mercado brasileño. La droga congelada o hachís marroquí es más costosa que la marihuana tradicional y se obtiene a partir de la resina del cannabis.

El hachís es una droga poco habitual en territorio paraguayo. Se obtiene a partir de la resina del cannabis, se purifica a través de separación con hielo y se fuma en cigarrillos o pipas.

Antes solo era consumido en zonas de Marruecos, pero fue ganando territorio en países de Europa y otros continentes. La droga congelada contiene altas cantidades de THC, el principal constituyente psicoactivo del cannabis.

Fuente: Agencia IP

Compartí: