Las universidades francesas, cerradas desde el pasado 16 de marzo debido a la pandemia de coronavirus, reabrirán este próximo septiembre y recomiendan "fuertemente" el uso de las mascarillas en las clases, indicó este jueves el Ministerio de Educación Superior.


Su circular añadió que los restaurantes universitarios también volverán a abrir «en condiciones que permitan respetar las consignas sanitarias».

El conjunto de establecimientos educativos del país cerró el 16 de marzo, un día antes del inicio del confinamiento, que finalizó el pasado 11 de mayo.

Aunque los centros escolares de Francia reabrieron sus puertas de forma progresiva a partir de esa fecha, los de educación superior permanecieron cerrados para evitar una propagación de la epidemia de coronavirus.

Las últimas cifras de la Dirección General de Sanidad señalaron este jueves que en las últimas 24 horas se han registrado siete muertes por COVID-19, hasta un total de 30.312, y 1.604 nuevos casos positivos.

La circular ministerial recomendó «en la medida de lo posible» mantener una distancia física de un metro o dejar una silla vacía de espacio entre los estudiantes en los espacios cerrados.

Recalcó además que la mascarilla será obligatoria en los espacios cerrados cuando no se pueda cumplir esa consigna. «De forma general, el uso de la mascarilla en las salas de enseñanza está fuertemente recomendado por el Ministerio ante la evolución de la situación sanitaria», dijo.

Su nota pide además airear las clases de 10 a 15 minutos al menos dos veces al día, sin estudiantes, que haya una limpieza rutinaria «al menos una vez al día» y que se gestionen los flujos de gente para evitar aglomeraciones. EFE

Compartí: