Descargar el Audio

Paraguay recibió 86 millones de euros por parte de la Unión Europea (UE), fondos que contribuirán con la transformación educativa y el sistema de protección social. Representantes del organismo europeo destacaron el esfuerzo del Gobierno y adelantó que seguirá apoyando al país para logar mejoras tangibles en capital humano y calidad de vida de la población.


Mediante los dos nuevos convenios suscritos en el marco de la ayuda se apunta a mejorar la calidad de vida de las personas en dos sectores claves para la transformación y el desarrollo humano: la educación y la protección social universal. Específicamente, se buscará fortalecer la gestión y capacidades institucionales para implementar el sistema de protección social y mejorar el sistema educativo.

Del acto de presentación realizado este martes por teleconferencia participaron de manera virtual, desde Mburuvicha Róga, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, el canciller nacional, Antonio Rivas Palacios y el ministro de la Unidad de Gestión, Hugo Cáceres, mientras que desde sus respectivas oficinas lo hicieron el embajador de la UE en Paraguay, Paolo Berizzi, el ministro de Educación, Eduardo Petta, entre otras autoridades.

En la ocasión, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, agradeció al embajador Paolo Berizzi por su entrega y servicio en favor del pueblo paraguayo.

Sostuvo que esta cooperación no responsable para la educación y protección social serán trascendentales para generar un impacto inmediato en la vida de los paraguayos, principalmente en tiempos de pandemia. “El conocimiento y la educación es lo que va a generar esa transformación al futuro de nuestra nación”, añadió.

A su vez, el embajador Berizzi, destacó que la protección social es una inversión rentable, mientras que la educación es la gran herramienta para el desarrollo del país.

En ese sentido, comentó que con el apoyo del organismo se ofrecerá un sistema para que los maestros sean mejores profesionales, por lo que recibirán mejor formación, tendrán herramientas físicas y digitales para encarar sus labores, pero por sobre todo para que se sientan reconocidos.

“Todo eso se traducirá en resultados del aprendizaje, asegurando que todos los niños aprendan, adquieran los conocimientos básicos y las competencias necesarias para un empleo digno y formal”, refirió.

Asimismo habló de la puesta en marcha de un proyecto conjunto entre los ministerios de Educación y Trabajo para garantizar que la educación técnica y profesional preparen a los jóvenes para el mercado del trabajo.

Indicó igualmente que las recomendaciones de la sociedad civil serán tenidas en cuenta en las diferentes iniciativas para que logros sean más visibles, destacando que sin capital humano no hay desarrollo. “Ofrecer las mismas oportunidades a todos los niños para educarse, significa impulsar la igualdad y creer en el potencial de sus jóvenes”, añadió.

En otro momento, valoró el esfuerzo del Poder Ejecutivo al encarar una serie de reformas para instalar el sistema de protección social e impulsar la transformación educativa, dos procesos que arrancaron a principios del gobierno de Abdo Benítez y que son fuertemente apoyados por la UE.

Al respecto, consideró que los próximos meses serán claves para pasar de la fase de diálogo a la implementación y de ese modo exponer resultados concretos.

“Si ustedes van en esta buena dirección para logar mejoras tangibles en capital humano nosotros seguiremos acompañándoles y apoyaremos construcciones duraderas que protejan a todos los habitantes con enfoques a los más vulnerables”, dijo subrayando que con apuestas como estas, Paraguay será más  fuerte para que los impactos de las crisis sean menores.

Por otro lado, explicó que la mayor parte de la donación se hará mediante transferencias al presupuesto estatal en base a la consecución de resultados previamente acordados con el Gobierno. En ese orden, calificó dicha situación como una verdadera “muestra de confianza” en las políticas nacionales, evitando sistemas paralelos.

“La donación  de la UE será solo un esfuerzo que el país se comprometió hacer con recursos financieros y con un dialogo inclusivo con todos los sectores de la sociedad, el camino no será excepto de dificultades pero quiero reiterarles nuestro más firme apoyo”, remarcó.

Por su parte, el ministro de Educación, Eduardo Petta, destacó que se trata de una cooperación sumamente importante para la educación del Paraguay. En ese sentido, abogó por el rápido tratamiento y aprobación de ambas cámaras del Congreso para utilizar dichos recursos que pasarán a formar parte del presupuesto del MEC.

Agradeció el constante apoyo de la Unión Europea que permite encarar una serie de iniciativas para impactar en las condiciones de aprendizaje y mejoras edilicias de las instituciones educativas.

La donación no reembolsable se distribuirá en 48 millones de euros para el sistema de protección social y 38 millones de euros para el sistema educativo.

Compartí: