Descargar el Audio

El abogado Federico Campos López Moreira, hermano de Eduardo Manuel Campos Moreira y asesor jurídico de Canal Verde S.A., despachante aduanero de la firma del empresario Alberto Ayala Jacquet, manifestó que su cliente colaboró con un organismo internacional que pidió que tuvieran sigilo con el cargamento de carbón que fue incautado y que no dieran aviso a las autoridades nacionales. Por otro lado indicó que también sienten "miedo" a posibles repercusiones. "Que los narcos no crean ahora que somos los sapos", dijo.


Eduardo Manuel Campos Moreira es propietario del despachante aduanero Canal Verde S.A. El abogado Federico Campos es su hermano y asesor jurídico de la empresa.

Dicha firma se encargó del despacho aduanero de la empresa unipersonal 3A, propiedad de Alberto Ayala Jacquet, exportadora que despachó los seis contenedores que tenían la carga de carbones con cocaína.

“Nosotros nos pusimos a colaborar y nos sentimos orgullosos de eso, pero también tenemos nuestras reservas y miedo. Como dice mi hermano, que los narcos no crean ahora que somos los sapos. Nosotros solamente colaboramos”, manifestó.

El abogado dijo a radio Ñandutí que “esta era una operación que llevaba más o menos 8 meses de investigación y en un momento determinado nos piden colaborar de una manera sigilosa. Nosotros no tenemos ganas de fundir a ningún narco pero no vamos a colaborar con algo que le hace daño a la sociedad tampoco y nos pusimos disposición y colaboramos y creo que pusimos nuestro granito de arena para la incautación de mayor rango y de mayor cantidad de la República del Paraguay (…) Gente del extranjero es (el que les pide colaborar) y nos piden a través de terceros y terceros que no solamente se filtre sino que no llegue a oídos de la SENAD y la Fiscalía, cosa que me alerta a mí y me duele muchísimo”.

Compartí: