Lewis Hamilton alcanzó su victoria número 92 en la Fórmula 1. Después de haber hecho lo propio en Nürburgring para igualar el récord que tenía Michael Schumacher, con 91 triunfos. Ahora, el británico se ubica en lo más alto, al completar las 66 vueltas del Autódromo Internacional do Algarve, en donde se llevó a cabo el GP de Portugal, dominando de principio a fin.


Su compañero, el finalndés Valtteri Bottas, que había completado una buena clasificación previa, acabó segundo, mientras que el inmediato perseguidor de ambos, Max Verstappen de Red Bull, completó el podio.

El monegasco de Ferrari, Charles Leclerc, volvió a poner a la escudería italiana en la mira al acabar en cuarto lugar. Vettel en tanto, se tuvo que conformar con la décima posición.

“No lo podría haber hecho sin ustedes. ¡Gran trabajo!», exclamó Lewis Hamilton por radio. Posteriormente, antes de subir al podio fue consultado sobre sus 92 victorias y sólo alcanzó a decir que, “va a tomar un tiempo realmente darme cuenta de lo que significa, estoy muy enfocado en la carrera todavía y no puedo encontrar las palabras correctas en este momento”.

“Quiero agradecer a todos aquí. Es un trabajo tremendo. Continúan mejorando, innovando, es un privilegio trabajar con ellos (Mercedes). Nadie se queda sentado a pesar del éxito y seguimos empujando y empujando. Es increíble, no hay nada igual», concluyó el británico, quien se convirtió en el “Rey” de la Máxima.

La cita de Portimao tuvo unos primeros metros de vértigo. Valtteri Bottas (Mercedes), que salía segundo, cedió una posición con Max Verstappen (Red Bull), pero la recuperó casi de inmediato, y el holandés tuvo un toque con ‘Checo’ Pérez, que trompeó y se puso a cola del grupo.

Como en los entrenamientos, algunos pilotos recibieron advertencias y también sanciones por superar los límites de la pista. A Stroll le costó cinco segundos que se sumaron a otro castigo idéntico por intentar un exterior en la curva uno, a la desesperada, para intentar pasar a Lando Norris (McLaren), movimiento en el que, además, sufrió daños en el alerón. Finalmente, se retiró tras 54 giros.

El monegasco Charles Leclerc (Ferrari) confirmó que las mejoras de la marca italiana han surtido efecto, mientras que el ganador del Gran Premio de Italia, el francés Pierre Gasly (Alpha Tauri) estiró los blandos como el que más y no paró hasta la vuelta 29, cuando iba cuarto. El de Ferrari aguantó hasta la 35 y puso duros. Salió por detrás de Verstappen.

La escudería alemana optó por la lógica conservadora por la ventaja que tenían. Primero entró a boxes Hamilton (vuelta 41) y, acto seguido, Bottas, que dobló a Sainz y no a Gasly antes de su parada y eso perjudicó al español.

La siguiente carrera será dentro de siete días en el Autódromo Enzo y Dino Ferrari en Imola (Italia) con el GP de la Emilia-Romaña en juego.

Fuente: Infobae

Compartí: